lunes, 11 de octubre de 2010

Criadas y señoras

Título: Criadas y señoras
Autor: Kathyn Stockett
Título original: The help
556 páginas
Editorial Círculo de Lectores

Argumento
Skeeter, de veintidós años, acaba de volver a su casa en Jackson, en el sur de Estados Unidos, tras terminar sus estudios en la Universidad de Misisipi. Pero como estamos en 1962, su madre no descansará hasta que no vea a su hija con una alianza en la mano. Aibileen es una criada negra, una mujer sabia e imponente que ha criado a diecisiete niños blancos. Tras perder a su propio hijo en un desafortunado accidente, siente que algo ha cambiado en su interior. Se vuelca en la educación de la niña que tiene a su cargo, aunque es consciente de que terminarán separándose con el tiempo. Minny, la mejor amiga de Aibileen, es probablemente una de las mejores cocineras de todo Misisipi. Pero como no sabe controlar su lengua, acaba de perder otro empleo cuando, por fin, parece encontrar su sitio trabajando para una recién llegada a la ciudad que todavía no conoce su fama.
A pesar de lo distintas que parecen entre sí, estas tres mujeres acabarán uniéndose para llevar a cabo un proyecto clandestino que supondrá un riesgo para todas. ¿Y por qué? Porque se ahogan dentro de los límites que les impone su ciudad y su tiempo. Y, a veces, las barreras están para saltárselas.

Parece ser que este primer libro de Kathryn Stockett está siendo un fenómeno gracias al boca/oreja de sus lectores. En 2011 se estrenará la película.

A mí, sin embargo, me atrajo el tema que trata y quiénes son sus protagonistas: mujeres luchadoras contra una sociedad acostumbrada a un tipo de vida que ni desean cambiar ni quieren darse cuenta de que todos somos iguales sea cual sea nuestra raza o nuestras opiniones. Todos somos iguales. Nadie está por encima de otros. En este caso se traba de mujeres, antiguas escalvas o descendientes de aquellas, que ahora siguen siéndolo aunque cobren un pequeño sueldo por su trabajo. Sus señoras las tratan como escoria y por fín, algunas de ellas deciden intentar cambiar las cosas.

El libro nos cuenta las vidas de las tres principales protagonistas, dos mujeres negras y una blanca, desde sus tres tipos de vida y que a pesar de sus grandes diferencias logran hacer algo en común teniendo siempre presentes las terribles consecuencias que ello puede tener para todas en la época en la que se encuentran.

A mí, me gustó mucho. Es muy ameno de leer, en ningún momento me resultó pesado o aburrido y aunque esta vez esta novela sea una ficción no tengo ninguna duda de que alguna parte, la mayoría seguramente, también fue - es- real.


- ¡Te digo que sí! –le cuento a Leroy en la cocina un par de días más tarde-. No ties más que apretá un botón pa cambiá de canal sin levantarte del sofá.
- Mujé, eso es imposible –dice Leroy sin apartar la vista del periódico.
- Miss Celia tie uno. Se llama ‘mando a distancia’. Es como una cajita del tamaño de media tostá de pan.
- ¡Serán vagos los blancos! –exclama Leroy, moviendo la cabeza-. No son capaces de levantarse pa apretá un botón.
- Dentro de na, la gente volará a la Luna, ya verás –comento.



________________________________________________
También en este blog:
Criadas y señoras (adaptación cinematográfica)

4 comentarios:

PULGACROFT dijo...

Ya sabes que me encanta que me recomienden libros así que tomo nota de este que no conocía.
Aunque la historia suena ya a muy conocida siempre resultan interesantes estos años de desigualdad y opresión.
Me ha recordado un poco el párrafo a "señorita Ecalata" jaja.
;)

Manderly dijo...

Pulgacroft esa forma de hablar es una de las cosas que más me prestó del libro!

lola dijo...

¡Me lo apunto!
El diálogo que has puesto me ha encantado, me recordó a mi madre, que cuando veía alguna novedad siempre decía: Mira que los blancos inventan.
Que pases un buen día.

mariete dijo...

Me encanta tu blog, hace mucho que lo descubrí... ¡Cuanto glamour, darling! Gracias, mil gracias por pasarte por mi blog de Bette Davis! Besitos mil!