viernes, 19 de octubre de 2007

Adios a Deborah Kerr

Actriz británica que nació el 30 de septiembre de 1921 en la localidad escocesa de Helensburgh. Desde hace años vívia en Suiza donde murió el pasado 16 de octubre a los 86 años.

Durante toda la década de los 40, la actriz escocesa logró convertirse en una de las principales presencias del cine británico de la época, brillando en películas como Coronel Blimp (1943) y Narciso negro (1947), las dos dirigidas por el dúo Michael Powell/Emeric Pressburger.

Debutó en 1947 en el cine estadounidense con el film de Jack Conway The Hucksters (1947), una película que estaba co-protagonizada por Clark Gable. Este debut fue el inicio de una exitosa carrera que alcanzó su auge en los años 50.

Trabajando para la Metro Goldwyn Mayer, intervino Las minas del rey Salomón (1950), film de aventuras africanas dirigido por Andrew Marton y Compton Bennett, Quo Vadis (1951), película de Mervyn LeRoy que co-protagonizó Robert Taylor, El prisionero de Zenda (1952) de Richard Thorpe, Julio César (1953) de Joseph L. Mankiewicz, De aquí a la eternidad (1953) (ver), título de Fred Zinnemann recordado por una tórrida escena con Burt Lancaster, La reina virgen (1953) de George Sidney, El rey y yo (1956) de Walter Lang, Té y simpatía (1956) de Vincente Minnelli, Tu y yo (1957), film romántico de Leo McCarey en el que compartía créditos con Cary Grant, Sólo Dios lo sabe (1957) de John Huston, Buenos días, tristeza (1958) de Otto Preminger, o Mesas separadas (1959) de Delbert Mann.

Acumuló cinco nominaciones la los Oscar, pero nunca consiguió ninguno hasta 1994 que le concedieron un Oscar Honorífico a toda su carrera que personalmente recogió muy emocionada.

Otras películas: Página en blanco (1960) de Stanley Donen, la película británica Suspense (1961) de Jack Clayton, Sombras de sopecha (1961) de Michael Anderson, La noche de la iguana (1964), film de John Huston co-protagonizado por Richard Burton y Ava Gardner.

A finales de la década decidió abandonar el cine y dedicarse a la televisión y al teatro.


Siempre tuve mucho cariño a esta actriz y puedo decir que vi casi todas sus películas, la mayoría de ellas completamente memorables.

6 comentarios:

mon dijo...

siempre nos dejan los mejores, aquel cine que nunca morirá con peliculas tan memorables que invocan otros tiempos

PULGACROFT dijo...

Sabía que tu entrada hoy sería para Deborah...
Otra gran actriz que se nos fue...me da mucha pena cuando se van los clásicos...será una tontería pero es como si se fuera algo mío...(lo tengo tan relacionado ya sabes con qué...)
Me quedo con la escena de "De aquí a la eternidad" y con la Deborah de Quo Vadis...
(Me apetece hacerle mi pequeño homenaje en mi blog).

PULGACROFT dijo...

Ah, por cierto...ya era mucho pedirte que pusieras enlaces a todas esas pelis eh? jaja ;)

Manderly dijo...

Mon, por lo menos somos muchos los que seguimos admirando estos clásicos sin cansarnos.

Pulgacroft, si a mi me pasa igual... desde chiquitina viendo estas películas y nuestros mayores contandonos cosas....

Pues a mi me encanta Tu y yo con Deborah y Gary Grant... Empire State piso 102.
¡Ay!

¿¡Todos los enlaces!? Todo se andará... ;-P

dable dijo...

No sé en que mundo vivo, a veces no me entero de nada. Gracias por la información.

Manderly dijo...

Dable, de nada... aunque esta sea una triste nocitica.