miércoles, 7 de mayo de 2008

El Árbol de la Vida

El Árbol de la Vida. Gustav Klimt


Uno de los artistas más destacados del Art Nouveau o modernismo, Gustav Klimt (Austria 1862 – 1918) realizó por encargo este frisco dividido en tres partes para decorar un palacio en Bruselas.

En el centro El Árbol de la Vida o Árbol de la Sabiduría en el que también refleja la Muerte, descrita en esta pintura como un ave negra.

A la izquierda, La expectación representada en forma de una mujer de rasgos orientales bailando, que se encuentra alerta a la espera, expectante. Destaca su vestido, compuesto por triángulos. Tanto los ojos como la postura nos recuerdan a las figuras egipcias.

A la derecha, La satisfacción representada por una pareja abrazada. El hombre, grande, aparece de espaldas abrazando y protegiendo a la mujer, de la que sólo podemos ver la cara y un brazo. La decoración de sus ropas es circular y elíptica, cuadrada y rectangular, simbolizando lo masculino y lo femenino.


¡Me gusta mucho Klimt!



Existen varias leyendas sobre este Árbol de la Vida. Unas dicen que se encuentra oculto en algún bosque y aquel que lo encuentre, encontrará sabiduría y el significado de la existencia; pero si va en su busca y vuelve con las manos vacías se sentirá un fracasado y se dará cuenta de que sencillamente es un hombre corriente.

Cuando Adán y Eva comieron el fruto del árbol prohibido, según el Génesis, despertaron a la capacidad de diferenciar el bien y el mal, pero también se humanizaron y se volvieron imperfectos.

Pero, aunque imperfectos, todavía estamos a tiempo de pensar, recapacitar, corregir y volver a obrar. Por suerte.


____________________________________________________________

Gris es toda teoría y verde y dorado el árbol de la vida
Goethe
_______________________________________________________________________


Realmente yo no creo que exista este árbol, me refiero a que exista físicamente. En el pasado se creía mucho en estas cosas pero en el Siglo XXI, ¿habrá alguien que esté buscando este Árbol de la Vida? ¿Serán aquellos a los que llamamos idealistas?

5 comentarios:

Lluviané dijo...

A mi también me gusta mucho Klimt, he tenido la suerte de ver en directo alguno de sus cuadros y son una maravilla con ese toque particular de pan de oro.

Tampoco creo que exista físicamente “El árbol de la vida”. Son los tiempos de la racionalidad.

Pienso que la sabiduría la vamos alcanzando con mucho esfuerzo intelectual y con los avatares de la vida que nos ofrecen lecciones maravillosas para distinguir como dices el bien del mal.

Otra cuestión es que tropecemos dos, tres veces en la misma piedra y cometamos errores. Recordando la última escena de “Con faldas y a loco”

¡Soy un hombre¡ Bueno…nadie es perfecto.

Manderly dijo...

Lluviané, pienso que aquellos que llegan a alcanzar altos niveles en sabiduría, luego le buscan una respuesta racional a todo. Es decir, algo así como que solo creo que aquello que entiendo.

Peliculón y frasezón el que nombras. ¡No em canso de verla y de reírme con ella!

Sugar:

Provengo de una familia muy musical. Mi madre es profesora de música y me padre dirige.

Dafne:

¿Y qué dirige?

Sugar:

El tráfico en una calle de Baltimore.


:-S

¡Genial!

Lluviané dijo...

Manderly, puede ocurrir que se vuelvan muy racionales,pero afortunadamente no siempre es así.

Hay personas pocas eso sí, que son "la sabiduría" de la vida personificada y que sin embargo son la sencillez misma.

Que trasmiten sentimentos aunque empleen para algunas cuestiones la razón que también es necesaria.

Me vienen a la memoria entre otros J.Luis Sampredo y José Saramago dos personas que admiro mucho.

La frase, es fantástica, pero aunque sabía que ahí se refiere al género y no tanto a errores, me apeteció mucho subirla.

Las que has pegado tú, geniales. Ayy...si es que el cine..

Manderly dijo...

Lluviané, no quería decir que aquellos que buscan explicaciones racionales no sean gente sencilla. No creo que ser racional esté reñido con la sencillez ni que ligado a la altibez.

Es que hay películas con frases geniales. Sobre todo aquellas escritas por el maestro Billy Wilder.

Saludos.

PULGACROFT dijo...

¿Sabes que a mí también me gusta mucho Klimt?

Es interesante lo del árbol pero creo que no hay que obsesionarse buscándolo jeje...