domingo, 28 de septiembre de 2008

Adiós a Paul Newman

Siempre tuvo que demostrar que él quería ser actor y ser reconocido como tal. Aunque parezca imposible, lo tuvo difícil debido a su físico. Por ello, estudió interpretación en la prestigiosa Actor’s Studio, donde coincidió con otros grandes actores – unos más que otros - que a su vez fueron duros competidores, especialmente James Dean, Steve McQueen y Marlon Brando. Perdió muchas oportunidades en beneficio de Dean, pero después y poco a poco consiguió sus primeros trabajos.

Su primer gran trabajo fue precisamente por un papel en el que su atractivo físico quedaba oculto tras el maquillaje. Interpretaba a un boxeador en Marcado por el odio de Robert Wise en 1956.

Desde este momento su carrera no hizo más que subir y subir. Trabajó con todas y todos los actores de su generación en dramas y comedias e incluso se puso detrás de las cámaras.

De sobra conocidas son todas sus películas, su estable vida personal, sus aficiones y su dedicación a la infancia y los desfavorecidos, a la lucha contra la droga, desde su hijo murió de sobredosis, etc…

Pero para los que amamos el Cine, tenemos suerte y siempre seguirá ahí. Haciéndonos sentir.


4 comentarios:

PULGACROFT dijo...

A mí me dió mucha penina...pero bueno las pelis nos quedan ahí.

lola dijo...

Acabo de ver por enésima vez El golpe, ¡como me gusta esa película! y eso que ya conozco el final :) También me gusta mucho Dulce pájaro de juventud, además ahí estaba en todo su esplendor físico. Guapo, guapísimo.
Que tengas una buena semana!

Manderly dijo...

Pulgacroft, pues si. Y tenemos un montón de sus pelis para disfritar.

Lola, puff, El golpe es una de las mejores -sobre todo cuando la ves por primera vez-.
A mi me encanta el La gata sobre el tejado de zinc y en La ciudad frente a mi, tanto por buenos dramas como por guapo guapo guapooo!!
Buena semana para ti también Lola

Tawaki dijo...

Son muchas las películas que me gustan; imposible nombrarlas todas.

Es también un ejemplo de que los guapos no siempre lo tienen más fácil y de que el éxito sonríe al que se lo curra.

Besos.