lunes, 20 de septiembre de 2010

Entrevista de trabajo


3 comentarios:

lola dijo...

Me he hartado de reír. A mi marido no creo que lo contratasen. En cambio a mi hija y a mi nos encanta eso de armar muebles, aunque reconozco que la primera cajonera que armé, me costó muchísimo y encima le puse una tabla al revés, pero le tomé tanta afición que soy un peligro cada vez que me acerco a Ikea ¡siempre salgo con algo para armar!
Que tengas una buena semana.

PULGACROFT dijo...

jajaja...bueno yo ya con la experiencia que tengo por lo menos lo de la silla lo pasaría jeje
;)

Antero dijo...

El chiste lo conocía y es muy bueno. No pasaría el corte, soy un desastre para estas cosas.

Saludos