jueves, 6 de octubre de 2011

« El extraño »

The Stranger
1946 

Director Orson Welles
Guión Anthony Veiller
(Novela: Victor Trivas)
Música Bronislau Kaper
Fotografía Russell Metty 
Reparto Edward G. Robinson, Loretta Young, Orson Welles, Philip Merivale, Richard Long, Konstantin Shayne, Billy House
95 minutos

Wilson, un agente de la comisión de crímenes de guerra, está buscando a Franz Kindler, uno de los cerebros de los campos de exterminio nazis, que ha conseguido huir sin dejar huellas. Siguiendo la pista de un antiguo camarada de Kindler llega hasta Harper (Connecticut).







Realizada por encargo, El extraño nunca fue del agrado de su director Orson Welles, pero el tema del que trata estaba en boca de todos ya que la Segunda Guerra Mundial y el nazismo hacía pocos meses que habían sido derrotados. La falta de libertad a la hora de dirigir se aprecia fácilmente al compararlas con otras películas de Welles. Por ejemplo, en El extraño, no hay tantos planos de tipo pica, contrapicado u oblicuos tan característicos del director, que tampoco se hizo cargo del montaje final. A pesar de ello y del desencanto de Welles, la película se rodó en un mes y tuvo un gran éxito de taquilla.


Pero sí que hay algo del genio de Welles, que  también caracteriza muchas de sus películas. Se trata de la fotografía y ese juego de claroscuros, de luces y sombras – más bien sombras-  en blanco y negro que estuvo a cargo de Russell Metty. (Sed de mal, 1958). En muchas escenas, el personaje de Welles queda oculto en la oscuridad. Tan oculto, como aquello que el propio personaje no quiere desvelar.  


El tema principal es sacar a la luz el secreto que oculta el misterioso Charles Rankin, personaje que interpreta el propio Welles, pero también trata el tema del amor. La fiel y enamorada esposa de Rankin, Mary, que interpreta Loretta Young, más habitual en el género de la comedia (Un destino de mujer, 1947), supo expresar el miedo de esa mujer que no acepta que su marido pueda no ser tan buena persona como aparenta. Está completamente cegada por él.



Tengo que decir que tengo una especial predilección por el actor Edward G. Robinson. Con ese aspecto de hombre menudo y bonachón, de mirada penetrante, que supo interpretar grandes personajes con muy dispares registros. Sería un malvado gángster (Cayo Largo, 1948), un inocente profesor involucrado en un crimen (La mujer del cuadro, 1945), un israelita (Los 10 Mandamientos, 1956) o un agente de seguros (Perversidad, 1945), entre otros muchos. Es aquí, Wilson, el perseguidor de Rankin, que para atraparlo es capaz de ponerle trampas muy adecuadas.



Un guión (nominado al Oscar) escrito por Anthony Veiller (Forajidos, 1946; La noche de la iguana, 1964), basado en novela de Victor Trivas, en el que también intervino Welles, sigue siendo todavía un tema controvertido a día de hoy, ya que los horrores del nazismo siguen, desgraciadamente, todavía muy presentes.

No está a la altura de Ciudadano Kane (1941), El cuarto mandamiento (1942), La dama de Shanghay (1947) o Sed de mal (1958), ni tiene unas secuencias –sobre todo las finales- tan extraordinarias como en estas pero hay que darle un lugar importante dentro de la maestría de Orson Welles.



También en este blog:

29 comentarios:

Rodrigo Moral dijo...

No, no, no la vi. Aunque Welles me parece un director más que preciso, y sus películas siempre me son atractivas. La temática es interesante, y es muy osada por su cercanía a los acontecimientos de la 2ª guerra mundial. Le tengo fe.
Quizá algún día logre cruzarme con ella en la televisión. De Welles todavía debo ver unas cuantas.

Saludos.

Manderly dijo...

Rodrigo Moral,
es cierto, las películas de Welles siempre llaman la atención, bien sea para alabarlas o para criticarlas. Siempre dan que hablar.
Un saludo.

Roy Bean dijo...

Es uno de los Welles que menos me gusta y aprecio, Manderley, además si no recuerdo mal, hay una película anterior con el mismo argumento, Welles ya copiaba bien de aquella.(Esto tendría que verificarlo, pero recuerdo haber leído algo sobre el tema)

No le tengo ninguna tirria a Welles, que se puede desprender esto de mis palabras, pero, con todos sus descubrimientos y juegos, que no me molestan en absoluto, junto a Toland, y otros directores de fotografía, tampoco le tengo en un pedestal. Siempre he dicho que la obra que más me gustó de Welles es "F for Fake", donde parece de una vez por todas liberarse de todos sus fantasmas con la cámara.


Un saludo.
Roy

SqSmaravillosa dijo...

Hola Manderly¡ No es una de las obras de Welles que mas me guste, pero como logra esa atmósfera tán propia del cine clásico y cuenta con unos actores a mi modo de ver estupendos, yo también siento debilidad por Robinson, se hace amena de ver por que logra una intriga que te mantiene entretenida de principio a fin. Saludos.

ethan dijo...

A mí me encanta. Cine negro, con más sombras que luces, con nazis de fondo, Robinson y Welles jugando al gato y al ratón, el tiempo y los relojes por medio, con un final hitchcockniano...
Muy buena.
Saludos!

lola dijo...

A mi me gustó mucho cuando la vi, además cualquier película con Robinson no dejo de verla. Hay una película de este actor que me encanta porque hace doble papel, que son completamente opuestos, no sé si la has visto, Pasaporte a la fama de John ford.
Saludos y buen fin de semana.

David C. dijo...

Dos genios: Robinson y Welles. Tengo que verla.

Manderly dijo...

Roy Bean,
desconozco si había una versión anterior con este mismo argumento. Yo no he encontrado nada al respecto, pero tampoco lo esta buscando.
No parece que le tengas tirria, pero sí que no te apasiona, vamos.
Un saludo.

Manderly dijo...

SqSmaravillosa,
realmente, tenía ganas de ver El extraño más por Robinson que por Welles, aunque sus enfoques siempre me parecen muy interesantes.
Saludos.

Manderly dijo...

ethan,
es un final muy hitchcokiano, es cierto, pero la mayoría de esos finales tan del maestro Hitch pertenecen a películas posteriores a esta. Es fácil comparar este final u otro de los más característicos de Hitch, eso es innegable.
Un saludo.

Manderly dijo...

lola,
no conocía esa película. Me la apunto para verla! Muchas gracias por descubrírmela.
Buen fin de semana para ti también.

Manderly dijo...

David C.,
son dos de los grandes del cine, es cierto. Por eso merece la pena ver El extraño.
Un saludo.

Javier Simpson dijo...

Manderly: a mí me pareció una película bastante conseguida de Orson Welles, sobre todo en su atmósfera y en ese misterio medio hitchcockiano. No está dentro de sus grandes obras, pero es bastante destacable, y curiosa.
Un saludo, compatriota (ya me enteré que eras asturiano, como yo, bueno yo de la frontera con León, montañero -que no montuno ;-P - , de Pajares ;-D )

Manderly dijo...

Javier Simpson,
a pesar de que el propio Welles no la tenía en buen aprecio y no se involucró en ella demasiado -no intervino en el montaje-, el resultado es bueno.
Encantada de conocer a gente de esta patria querida!
Saludos de una carbayona.

Antero dijo...

Tampoco la he visto, me la apunto. Sí coincido contigo en lo de Edward G. Robinson, uno de los grandes.

Saludos

Manderly dijo...

Antero,
he intentado varias veces dejar un comentario en tu blog pero no sale publicado. No sé cuña será el problemas así que aprovecho y te lo comento desde aquí. Es respecto a tu entrada sobre The company men pienso que ya que el tema está tan de moda, han querido plasmarlo en el cine pero sin demasiado fortuna. Me ha parecido entretenida sin más.
Me quedo con 'Los lunes al sol' sin dudarlo.
Saludos.

daniel dijo...

Uy, me huele a que me gustara. Es del tipo de peliculas que me disfruto, donde el misterio es latente.
Besos!!

Manderly dijo...

daniel,
yo también había pensado eso antes de verla... y ¡acerté! Pero, para mi, hay más intriga que misterio.
Un saludo.

Mario dijo...

Me gusta Welles como a la mayoría, ver que hace un papel de hombre de doble moral o escondida figura me agrada, muchos no llegan a interpretaciones complejas por falta de disfráz, de talento por eso siempre es agradable ver ese riesgo. Un abrazo.

Mario.

Manderly dijo...

Mario,
por el momento en el que se rodó la película el tema del nazismo debió haber sido un tema de gran interés para el público de la época. Una vez más, Welles sorprendería.
Un saludo.

deWitt dijo...

Pues yo confieso: creo que mo he visto esta peli de Welles ¡No sé a qué estoy esperando!!!

una chica de ojos marrones dijo...

por casa la tengo... de esas baratillas de kiosko...
después de leerte creo que caerá pronto...
muchos besos!!

LU dijo...

No la he visto, pero por lo que comentas, y aunque no sea del agrado del director, parece tener elementos que valen la pena.

Biquiños

Manderly dijo...

deWitt,
¡eso mismo pienso yo!

Manderly dijo...

una chica de ojos marrones,
¿así que la habías comprado sin conocerla apenas?¿Quizás por el reparto y el director?
Gracias por pasarte.
Un saludo.

Manderly dijo...

LU,
yo creo que merece la pena verla. Quizás Welles laha infravalorado en exceso.
Besinos.

Jota Vergara dijo...

Pienso que es una película bastante interesante y mejor que otras más famosas de su autor, aunque él la infravalorara, como bien dice Manderly. Hay que revisarla, y reivindicarla. Un saludo

Manderly dijo...

Jota Vergara,
a mi me ha parecido buena. Quizás no lo fuera así para Welles porque no le dejaron hacer su trabajo libremente. Es normal, entonces, que no quedara satirfecho con el resultado obtenido.
La reivindico, la reivindico!
Un saludo.

Antero dijo...

Yo también me quedo con Los lunes al sol pero me sorprendió esa visión del desempleo vista desde el punto de vista de quien estaba acostumbrado a derrochar a manos llenas. Seguramente ese tema lo tratan en el cine europeo y les sale un peliculón

Saludos