domingo, 9 de junio de 2013

« El bazar de las sorpresas »

The Shop around the Corner
1940

Director Ernst Lubitsch

Guión Samson Raphaelson

Obra Miklós László

Música Werner R. Heymann

Fotografía William Daniels

Duración 94 minutos

Reparto James Stewart,  Margaret Sullavan,  Frank Morgan,  Joseph Schildkraut,  Felix Bressart,  William Tracy,  Sara Haden,  Inez Courtney,  Sarah Edwards,  Edwin Maxwell,  Charles Halton,  Charles Smith
 

Alfred Kralik es el tímido jefe de vendedores de Matuschek y Compañía, una tienda de Budapest. Todas las mañanas, los empleados esperan juntos la llegada de su jefe, Hugo Matuschek. A pesar de su timidez, Alfred responde al anuncio de un periódico y mantiene un romance por carta. Su jefe decide contratar a una tal Klara Novak en contra de la opinión de Alfred. En el trabajo, Alfred discute constantemente con ella, sin sospechar que es su corresponsal secreta.
 
 
 
Deliciosa comedia romántica que podemos englobar entro de la guerra de sexos dirigida con maestrita por Ernst Lubitsch (Ninotchka, 1939; Ser o no ser, 1942) que impregna la película con este toque Lubitsch al añadir esa pincelada de sofisticación e ironía sobre el mundo de la burguesía.
 
Su éxito además lo encontramos tanto en un argumento consistente, chispeante, ágil, inteligente y divertido como en todo el reparto. Tenemos la historia principal entre sus protagonistas que se puede dividir en dos: odio como compañeros de trabajo y amor entre dos personas desconocidas que se cartean y que resultan ser ellos mismos, aunque sólo el espectador lo sabe.
 
 

Estos protagonistas son Alfred Kralik, personaje que le sienta como un guante a un jovencísimo James Stewart (¡Qué bello es vivir!, 1946) y Klara Novak, a la que da vida Margaret Sullavan (Una chica angelical, 1935). Él es el mejor vendedor de la tienda en la que Klara comienza a trabajar. Desde el primer momento, no se llevan bien pero no les queda más remedio que soportarse día tras día. Por otro lado, ambos tienen puestas todas sus esperanzas en aquella persona con la que intercambian correspondencia desde hace meses… y con la que han quedado para, por fin, conocerse.
 
 

En cuanto a los secundarios, como no podía ser de otro modo, están llenos de pequeños matices que los hace especiales. Tenemos al dueño de la tienda, el señor Matuschek al que da vida Frank Morgan (El mago de Oz, 1939) un hombre que sólo piensa en los beneficios de su negocio. Pirovitch (Felix Bressart (Ninotchka, 1939) es otro de los empleados y confidente de Kralik. Vadas (Joseph Schildkraut (El diario de Ana Frank ,1959) es el empleado altivo que no simpatiza con sus compañeros. El chico de los recados es Pepi (William Tracy).
 
 

Son muchos los momentos que se pueden destacar de El bazar de las sorpresas, pero no me gusta desvelar partes importantes de la trama. Sin embargo sí que describiré uno en el que no hay diálogo, ni casi personajes, pero que por su expresividad, me llama la atención. Se trata de un plano secuencia en el que vemos la oficina de correos. El plano se desplaza por dentro del almacén de correos en donde vemos a los empleados distribuyendo las cartas. La cámara se desliza hacia los buzones de los apartados de correos. De repente uno de ellos se abre y vemos una mano en su guante palpando en busca de una carta. Después de movimientos rápidos y nerviosos, al no encontrar nada, la mano queda, durante unos segundos, inmóvil dentro del buzón. ¡Cómo puede ser una mano la expresiva!
 

Película totalmente imprescindible dentro del Cine Clásico. En 1998, se realizó un remake titulado Tienes un e mail, que está muy lejos de la magia del original.
 
El film ha sido declarado culturalmente significativo por la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos y escogida para su preservación por el National Film Registry.
 
 

37 comentarios:

Génesis García dijo...

owww pues ya mismo la estoy buscando para verlaaa:D

Ca dijo...

Exquisita, elegante, sutil y delicada. Historia romántica de gente corriente con momentos conmovedores, humanos y sinceros. Con una aparente sencillez pero esmerada atención puesta en el detalle (como el que comentas de la mano buscadora de esperanza en el buzón) Lubitsch desliza temas muy serios y consigue hacernos sonreír, sin duda, todo un Maestro. Saludos.

Alexa dijo...

La vi hace mucho, en el programa de Garci creo y tengo más reciente el remake moderno. Coincido en que es mejor la original. Me da la impresión de que en el remake alargan y complican demasiado una historia que es más efectiva contada sencillamente a la manera de Lubitsch.
Saludos

Alí Reyes dijo...

Si la película es ta cautivante como tu entrada...Me encantará.
Gracias por tan buen dao

E.C. Belmont dijo...

Hola! Pues esta peli no la conocía pero me fascina el cine y no tengo problema con ver una peli viejita.
Me ha llamado la atención así que intentare hacerme un hueco para verla! Gracias x recomendar :)
Excelente blog!
Besos!!

Ginebra dijo...

Hace años que no la veo pero tengo un recuerdo muy bueno de ella. "Tienes un e-mail" no le llega ni a la suela del zapato. Feliz semana!

Meg dijo...

Es difícil no compararlas al tratarse de un remake, pero cada una por separadao me encanta a más no poder. Y ésta...Totalmente de acuerdo, es imprescindible. Hace años que no la veo, me han entrado ganas de quitarle el polvo al dvd y ponerme con ella :-D Un besote!

C. Noodles dijo...

Como todo Lubitsch derrocha elegancia y sutileza. Una estupenda y deliciosa comedia.
Puede parecer muy simple pero contiene lo mejor de su cine además de sus extraordinarios actores.

Respecto al remake, pues mejor olvidarlo.

Saludos

SqSmaravillosa dijo...

Hola Manderly! Una preciosa historia, interpretada y dirigída con delicadeza, con maestría.

Una película que da muestra del fantástico cine que se hacía entonces, y de sus maravillosos protagonistas, sin olvidarnos de esos eternos secundarios que engrandecían la obra.

Y hablar de James Stewart y de Lubitsch, es hablar de la esencia del buen cine.
Muy entretenida, deliciosa, sin grandes pretensiones, pero maravillosa.

Un saludo!

albanta dijo...

me encantan las películas de esta época. Pero esta en concreto aún no la he visto.

Javier Simpson dijo...

Y tan deliciosa, Manderly. Una de las mejores de uno de los más grandes. Qué esperar entonces?

Un abrazo. Buena reseña.

mientrasleo dijo...

Esta sí, esta la he visto y la tengo en mi pequeña colección de tesoros.
Me encanta
Besos

David C. dijo...

Quiero verla....hay tanto cine por ver.
Saludos
David

Trotalibros dijo...

Apuntada queda. Tiene muy buena pinta ciertamente.

Manderly dijo...

Génesis García,
todo un clásico! espero que te guste.
Saludos.

Manderly dijo...

Ca,
todo Lubitsch es siempre elegante. De ahí que sus películas destaquen entre el resto. Todo un maestro, es cierto.
Saludos.

Manderly dijo...

Alexa,
yo también la había visto hace tiempo que la ve vuelto a retomar ahora. Hay remakes que lo cierto es que sobran. En este caso tenían el tirón de la pareja protagonista únicamente, pero aún así, está lejos del original.
Saludos.

Manderly dijo...

Alí Reyes,
muchas gracias. Es un gran clásico así que seguro que te gusta.
Saludos.

Manderly dijo...

E.C. Belmont,
el cine es cine independientemente del momento en el que se ha hecho. Puede ser bueno o malo, pero cuando es bueno esta bien poder recomendarlo. Espero que te guste.
Muchas gracias.
Saludos.

Manderly dijo...

Ginebra,
muchas veces nos pasa que no recordamos bien una película pero sabemos que nos había dejado buen o mal sabor de boca ¿eh?
Saludos.

Manderly dijo...

Meg,
pues me alegra que la desempolves!!
No todos lo remakes son malos pero muchos son innecesarios aunque gracias a ellos llegan a nuevas generaciones o a personas que no ven cine antiguo.
Saludos.

Manderly dijo...

C. Noodles,
ya hemos comprobado muchas veces que la sencillez puede ir de la mano con la calidad.... y realmente muchas veces se agradece.
Saludos.

Manderly dijo...

SqSmaravillosa,
como siempre, la elección de Stewart como protagonista es todo un acierto. Incluso Margaret Sullavan me gusta en su papel aunque sea una actriz que no me atrae especialmente.
Todo en conjunto es perfecto y se nota en el resultado.
Saludos.

Manderly dijo...

albanta,
pues espero que te animes a verla y disfrutarla!
Saludos.

Manderly dijo...

Javier Simpson,
pues sí, que detrás de todo esté Lubitsch ya es una garantía!
Saludos.

Manderly dijo...

mientrasleo,
buena colección, sin duda!
Saludos.

Manderly dijo...

David C.,
hay mucho cine... y mucho cine que merece la pena ver. Te gustará.
Saludos.

Manderly dijo...

Trotalibros,
es estupenda!
Saludos.

Ricardo Pérez dijo...

Manderly, te animo a que participes en la encuesta que estoy realizando en el blog.

Un saludo.

Génesis García dijo...

te gustan mucho las pelis en blanco y negro no? :)

Manderly dijo...

Génesis García,
me gusta el cine clásico y muchas de estas películas, son en blanco y negro. El color o el blanco y negro no son tan importantes siempre que la película sea buena.
Saludos.

Le Hedoniste dijo...

No la he visto aunque cuando supe que Tienes un email era remake de ésta, supe que tenía que verla. Yo es que soy amante casi incondicional de Nora Ephron y todo lo que ha pasado por sus manos, aparte del encanto en pantalla de la (entonces) bella Meg Ryan y el siempre carismático Tom Hanks. Diré también, saliéndome un poco por la tangente, que si en Tienes un email irradian una química que me parece atractiva a más no poder, nada tiene que ver con Algo para recordar, joyita maestra.

Un saludo.

Manderly dijo...

La Hedoniste,
la pareja Ryan-Hanks ha hecho interesantes películas juntos. Espero que te anime a ver el clásico teniendo en cuenta sus diferencias debido al momento en la que cada una fue realizada.
Algo para recordar también es un remake de un clásico. Concretamente la primera versión es de 1939, aunque a mi me gusta más la versión de 1957 titulada también Tu y yo protagonizada por Cary Grant y Deborah Kerr.
(Te dejo lo que publiqué sobre esta película en otro blog que comparto con otras cinéfilas:
http://zinefilaz.blogspot.com.es/2011/11/se-trataba-de-un-hombre-elegante-un.html)
Saludos.

PULGACROFT dijo...

Clasicazo que inconceviblemente (creo) que no vi. Le pongo remedio en cuanto pueda!
;)

Tawaki dijo...

La de veces que la he visto y nunca me canso. Uno de sus muchos secretos es que todos los detalles están muy cuidados. No sobra ni falta nada, y es absolutamente deliciosa.

¿Por qué ya no se hacen películas así?

PULGACROFT dijo...

Pues ésa es la pregunta del millón Tawaki!! ;)

Manderly dijo...

Tawaki,
no se hacen películas así porque los que las hacían eran genios. Ahora hay alguno, pero no tantos.
Saludos