sábado, 12 de abril de 2008

Bette Davis: « El señor Skeffington »

El señor Skeffington
Mr. Skeffington (1944)

Director Vincent Sherman

Reparto Bette Davis, Claude Rains, Walter Abel, Richard Waring, George Coulouris, Marjorie Riordan, Robert Shayne, John Alexander

Duración 145 min.


Nueva York, año 1914. Para salvar a su hermano, que ha efectuado un desfalco, Fanny Trellis, una egoísta mujer sólo preocupada por su belleza, se ve obligada a casarse con el director del banco, un hombre mucho mayor que ella y poco atractivo, Job Skeffington. El matrimonio, concertado y sin amor, pasará por varias etapas en las que ambos verán pasar dos guerras mundiales, varios amantes, una cruel enfermedad, persecuciones nazis, la ceguera y el pánico al envejecimiento.


Desde el principio hubo problemas en el rodaje, o mejor dicho, ya en preproducción Bette Davis ya tuvo malas relaciones con todos, dicen que por ser, como era habitual, caprichosa pero, eso si, muy exigente.

Esta película no tuvo el éxito esperado, excepto para los incondicionales de Bette a los que les (nos) gusta todo lo que hace en pantalla y a pesar de todo lo que hace detrás de ella.

Bette está brillante. Pero también es importante todo aquello que se nos quiere transmitir a través de un personaje que es una mujer completamente egocéntrica y egoísta. El director refleja claramente la vanidad del personaje colocando espejos en casi todas las partes del decorado, que irán desapareciendo con el paso del tiempo dentro de la película y el deterioro físico del personaje principal.

No es habitual en Bette que haga un personaje que es la reina de la belleza, ya que no lo era, pero si que tuvieron que ir envejeciéndola. Para ello, la actriz debía llegar al plató a las cinco de la mañana para estar lista para las nueve, después de que en su cara llevara capa a capa un montón de arrugas hechas de goma. La consecuencia de tantas horas de maquillaje era que Bette estuviera de un humor de perros: sudaba bajo la máscara y le escocía la cara. A causa de la toxicidad del maquillaje, Bette sufrió una irritación en su ojo derecho, por ello tenía que aplicarse una solución especial: echó la cabeza hacia atrás, vertió el líquido en su ojo y empezó a gritar de dolor. Después de analizar la sustancia resultó que era acetona. Podía haberse quedado ciega y el cambio de un colirio por acetona no podía haber sido un ‘accidente’.

Ya en los primeros minutos de película nos damos cuenta del mensaje que se quiere transmitir y que todos deberíamos tener en cuenta:

Octava nominación para Davis a la mejor actriz y destacable también es el bondadoso, bueno y sobre todo, incondicional enamorado señor Skeffington, Claude Rains.




6 comentarios:

Carmen dijo...

Me estoy bajando alguna de las pelis que vas poniendo...:) tienen muy buena pinta algunas.

un besin!
car

Manderly dijo...

Carmen, pensabe que ya las habías visto casi todas. ¡Con la de años que hace que las tengo!
Besines.

Antero dijo...

me temo que si no me ayudais a evitarlo esta no podré verla, al menos, de momento. He intentado bajármela con el emule y solo está en inglés y un audio en Español que habría que unir. En fin, que hasta que no la vea en Español no la veré a no ser que la encuentre en Media Mark y la compre o me digais algún sitio de donde bajarla.

Saludos

Manderly dijo...

Antero, ja, ja, ja... creo que te vas a dar un atracón de Bette Davis. No sé, creo que deberías ir con cuidado que igual se te atraganta!!!

Refiriéndome al conjunto de la película, quizás ésta no sea de las mejores de de Bette, así que no te preocupes por no poder verla que hay otras más importantes que quizás deberías ver primero. Es que no quiero que te satures.

Creo que deberías empezar con La loba, La carta, ¿Qué fue de Baby Jane? o Eva al desnudo, por ejemplo, y luego si te gusta seguir con el resto.

Personalmente, me agrada un montón tu intención de verlas todas y por supuesto que te animo a ello para que luego me digas si te gusta o no, ya que cada uno tenemos diferentes gustos.

Saludos.

lola dijo...

Hola, precisamente en Cuba, a la película la titularon La Vanidosa, y es que le venía muy bien ese título.
Saludos!

Manderly dijo...

Lola, ese título le va bien pero a veces nada tiene que ver el título que le ponen con el original o incluso con el argumento de la película!
Saludos.